Caminata primera: desde Villa de Álvarez

11 DE ABRIL DE 2017

20170411_073203
Todo inicia aquí
20170411_072923
con la luna sobre las lomas

 

20170411_073440
y el amanecer

 

20170411_073224
tras las casas de un barrio de clase alta.

 

20170411_073743
Hay flores porque es “primavera”. Y basura

 

20170411_073809
y ríos subterráneos
20170411_073851
donde aún se escucha la voz del perro viejo hablándole al joven del mundo (otros dicen que bailan)
20170411_073951
(o que son quienes nos conducen al lugar de los muertos)

 

20170411_074018
mientras acá guardamos luto por un país que se cae a pedazos
20170411_074005
y cruzamos bajo un carao sin hojas (aún)
20170411_074103
y una tienda genérica, de ésas que en EE.UU. llaman convinience store y que algunos traducen como “tiendas de conveniencia” sin aclarar a quién convienen
20170411_074414
si a los que subscriben una supuesta pluralidad de razas que no nos incluye, ¿o a los que somos adictos?, ¿a los que decimos parcela y no lote (porque parcela implica una tierra que da vida mientras que lote casi siempre va de la mano de baldío:  the wasteland)?
20170411_074450
¿A los perros de un taller automotriz? [¿cuál era el hábitat original de los perros?, ¿hubo alguno?]
20170411_074557
¿O a quienes cosifican? (Y más allá, un anuncio espectacular del pasado que nos hace pensar, sólo por un momento, que próximamente dará un concierto alguien por quien ya lloró un país entero).
20170411_074613
Hay que cruzar una calle empedrada. Son las 7:30 del día.
20170411_074629
Y seguir por la banqueta que está en construcción
20170411_074850
por donde dice “prohibido el paso”: a Comala.
20170411_074930
A un lado de unas casetas futuristas -de ese futuro que nos prometían hace medio siglo, cuando la frase “Año 2000” podía contenerlo todo-
20170411_075037
para llegar a la acera renovada por donde la gente se acompaña de sus perros
20170411_075140
o pasea a sus perros (bajo la mirada de un ticús -¿habría que decir cuervo?)
20170411_075325
a un lado de este paisaje transformado que nos es familiar, que asumimos como algo natural del sur de Jalisco, aunque sea Colima,
20170411_075117
y en Colima, en las faldas del Volcán de Fuego, la vegetación era otra
20170411_075058
había y hay parotas
20170411_075408
parotas que este año descubrí infectadas -no todas- por una plaga
20170411_075428
que carcome las semillas que hemos degustado desde hace siglos; analizado, por eso que llamamos ciencia
20170411_075553
y que nos trae el progreso
20170411_075511
los automóviles y los montones de piedras removidas.
20170411_075910
Caminar
20170411_075742
mirar el cielo a través de los árboles
20170411_080025
y de los cables
20170411_075932
del zacatal amarillo que espera a la lluvia (porque acá no sabemos de cuatro estaciones sino de aguas y secas)
20170411_075824
de las epífitas.
20170411_080149
Al oeste quedó el barrio de clase alta con sus casas igualitas
20170411_080200
de cuatro recámaras
20170411_081005
y al oriente está otro, otro en el que “sólo faltas tú”
20170411_075651
y caminas
20170411_081127
el barrio al que vas tiene un nombre llamativo
20170411_081200
y también son igualitas las casas cada una en su modelo, pero son pies de casa, construcciones de una,  de dos recámaras a lo más, a donde puedes llegar por el llano o por esta avenida empedrada con marcas de rodamiento, si tienes automóvil
20170411_081053
porque el camión pasa en la carretera
20170411_080228
y no todos los que andamos por acá vamos en carro propio sino a pie, en moto o a caballo.
20170411_081456
Y los trabajadores que vienen de las poblaciones aledañas, como hace siglos, bajan a su chamba –machamba: plantación o trabajo en la plantación- como una repetición infinita de la desigualdad
20170411_080351
entre los que mueven montones de piedras
20170411_080535
y los que lo ordenan
20170411_080513
los que crean zonas exclusivas para resguardar su alegría
20170411_081250
mientras la mayoría pervive como puede
20170411_080751
donde puede
20170411_080457
donde le dejan
20170411_080921
aquí
20170411_081616
o acá
20170411_081813
en el rancho
20170411_081843
que está a un lado del arco que anuncia el aún no terminado -pero ya inaugurado, con bombo y platillo, con todos los logotipos- Paseo de “Las Parotas”, andador turístico
20170411_081939
(¿habría de medirse la empatía -la inteligencia, acaso- de los políticos por el tipo de paradas de autobús que mandan construir en un lugar donde el sol y la lluvia caen a plomo?)
20170411_111202
e inicia con las instalaciones de una comercializadora de llantas -no, no la Goodrich-Euskadi, pero una que también le ofrece “el servicio que usted se merece“-
20170411_082131
una bodega

 

20170411_082257
y un hotel
20170411_082341
porque es un “andador turístico”
20170411_082055
con tecnología de punta
20170411_082828
importada
20170411_082447
matemática
20170411_082804
para mantener irrigados automáticamente los jardines de diseño
20170411_082049
para mantener el cuerpo en forma [¿hay una forma determinada del cuerpo?, ¿qué es un cuerpo deforme?]
20170411_082504
y guardar registro de ello
20170411_082559
tecnología que construye estaciones de medición y control como lápidas gemelas
20170411_083201
tecnología arriera
20170411_082733
agropecuaria
20170411_083249
que busca borrar todo aquello que pueda no gustarle a los turistas (Tour: 1. One’s turn in an orderly schedule, 2. A period during which an individual or unit is on an specific duty or at one place, 3. A journey for business, pleasure, or education often involving a series of stops and ending at the starting point… says the Merriam-Webster [¿quién establece ese orden y ese horario?, ¿y nuestra tarea, nuestro lugar?: lo que se va a un yonke no vuelve sino radicalmente transformado]).
20170411_081355
Atrás el graffiti marcó una fecha para la memoria, antes del andador,
20170411_083107
acá son las instituciones las que nos informa cómo se convierte la distancia en energía (para quemarla)
20170411_083352
las que nos dicen qué hacer pero no aclaran qué flora hay que cuidar, ¿la que ellas colocaron?, ¿la que aún existe a pesar de ellas?
20170411_083510
¿la que es suplantada por las construcciones de bloc?
20170411_083554
¿removida?
20170411_083702
¿la que modificamos?
20170411_083719
¿domesticamos?
20170411_083806
¿o la que crece así nomás importada desde el sureste asiático (¿a través de la nao?) y que ya nos parece primordial?
20170411_083038
¿O las especies nativas cuyas semillas aún no alcanza la plaga?
20170411_083915
Hay que tener cuidado [dicen que lo primero que aprende uno de otro idioma son las palabras más repetidas, que las que se memoriza al llegar a un país germanófono -civilizado, tecnológico- son achtungverboten].
20170411_083947
Esto es un rancho -otro rancho-
20170411_084047
con sus cabezas de ganado cuyos ancestros también llegaron desde otro continente, desde Europa, desde la región que lleva en su nombre el recuerdo de una especie extinta: Bos primigenius, uro.
20170411_084224
Esto es nuestro intento por controlar las aguas, las que siempre nos desbordan a pesar de megaproyectos como el de la Comisión del Papaloapan,
20170411_084319
esto es un cuajiote que se descarapela sobre el andador
20170411_084520
poco antes de otro de los grandes inventos de la burocracia tecnológica mexicana -la banca al sol- y los remanentes del bioma anterior a la transformación humana: la selva baja caducifolia
20170411_084710
selva baja con globo rosa.
20170411_084915
Porque antes nos contaban que la altura de los nidos de los bolseros era proporcional cada año a las aguas que se esperaban (este abril están altos)
20170411_085011
pero ya no importa, dicen, para eso hay ingenieros
20170411_085116
aunque aquí a los perros les sangren las patas en el concreto por el calor.
20170411_085208
Aquí “te ofrecemos el mejor lugar”
20170411_085309
la penca de plátanos
20170411_085425
las mesas que aprovechan los trabajadores para desayunar
20170411_090242
mientras otros -los que pueden comprar ropa específica para eso- hacen ejercicio
20170411_085850
frente a los toros
20170411_085952
los corrales
20170411_090120
las marcas en los árboles que no había que remover
20170411_090237
los consejos triunfales
20170411_090424
la re-colonización de la vegetación primaria -vaya metáfora-
20170411_090602
los trebejos
20170411_090621
de la construcción de rampas porque hay que ser incluyentes -o, por lo menos, incluyentes con quienes nos dicen que hay que serlo: ¿y los caballos?, ¿los jinetes habrán de ir por la carretera o por los jardines?, ¿por la pista de los corredores?
20170411_090720
A unos pasos, el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario comenzó un cultivo de bambú -asiático, otra vez, la nao de China hacía aguada en Manzanillo-
20170411_090825
con los nombres comunes en inglés
20170411_090953
porque a fin de cuentas los nombres científicos ya estaban en latín [¿es el curso normal de la ciencia hablar la lengua del imperio más poderoso?]
20170411_090759
con un  sistema de riego menos “avanzado”
20170411_091053
que tiene que cuidar un empleado, un hombre que tiene trabajo, tal vez “prestaciones de ley”, mientras las instituciones le dan consejos
20170411_091622
para no caer en el abandono.
20170411_091728
Luego hay que cruzar un camino donde uno puede imaginar cómo era este “andador” hace tiempo, aquí corren las ardillas y se escucha más el canto de las aves que los motores,
20170411_091802
hace tiempo, después de que llegara el café desde África pero antes
20170411_091837
de las lámparas LED.
20170411_091849
“Cuide la flora” [¿por qué Malcolm Lowry, quien muriera dos años después de publicarse Pedro Páramo, termina Bajo el volcán con una frase copiada de un letrero en un jardín mexicano?]
20170411_091937
Es preciso anidar sobre especies exóticas
20170411_092324
transformar -cimbra y revolvedoras-
20170411_092354
conservar la arquitectura del pasado -la de los patrones- como recuerdo
20170411_092406
florecer
20170411_092643
mantener la coherencia y la precisión
20170411_092454
donde sea -mientras las instituciones siguen hablándonos [¿a nosotros o sólo a la clase alta?]: “reduce el uso del automóvil”, “opta por el uso de bicicleta”; ¿y el caballo?: eso no existe
20170411_092515
existe un anhelo
20170411_092210
de que todo se vea “bonito”
20170411_092816
con más bancas al sol hechas de plástico pero que parezcan de madera (así como el primer edificio de concreto en México simulaba la piedra)- para simular, simular siempre otra cosa, simularnos hasta a nosotros mismos.
20170411_093038
Termina el “andador” con otro arco
20170411_093103
y una cruz
20170411_093309
pero le sigue el Parque Turístico y Cultural Metropolitano Comala. Aquí todo es “turístico”
20170411_093314
hasta el Museo Nacional de la Escultura Sebastián (con más bancas al sol, por supuesto) que se acaba de mudar del -también “nuevo”- Complejo Administrativo del Gobierno del Estado, ahí donde cientos de golondrinas mueren atrapadas entre un domo y una malla metálica,
20170411_093414
aquí cuidan de sus piezas
20170411_093529
y sus jardines
20170411_093643
porque aquí también está la institución encargada
20170411_093753
y luego una cooperativa artesanal que ha tomado los diseños de Alejandro Rangel Hidalgo
20170411_093809
y nos hace mirar en retrospectiva
20170411_093845
hacia el pasado cristero de estas tierras
20170411_094056
a otros caciques (nueve años antes de publicarse Pedro Páramo, don Fermín abrió su primera cantina)
20170411_094011
y otras prohibiciones
20170411_093930
antes de la calle que conduce a un barrio “campestre”, antes de que eso significara un barrio de clase económica más alta que todos los anteriormente vistos, sino uno donde “campestre” quiere decir “casa con alberca”
20170411_094202
y dejó de ser sinónimo de granja,
20170411_094227
antes de la Federación y la Constitución del 17 [sí, de ese mismo año].
20170411_094331
Para llegar a Comala hay que cruzar el puente del primer río -el río La Tía Barragana mirar al arriero que va de regreso -al que ya no le podemos preguntar algo porque va de prisa.
20170411_094412
Entonces hay que quedarnos con el silencio también del río, porque son las secas y no hay hedor de saponarias.
20170411_094539
Hay murmullo de autos.
20170411_095207
Sólo falta cruzar el puente del segundo río, el Suchitlán, el más amplio,
20170411_095200
el que se construyó durante el último “milagro mexicano”
20170411_095228
y mirar su lecho y luego al frente
20170411_094849
donde está la bienvenida y el alto

20170411_094928
Hay que dar vuelta [aquí no vive su padre, ésta es la estructura de un temazcal para turistas].
20170411_094954
Sin mirar atrás [todos los empleos que se ofrecen, se ofrecen fuera y por gente de fuera]

20170411_094921
Mejor
20170411_095014
tal vez
20170411_095045
mirar la vegetación riparia
20170411_095125
el reflejo del sol sobre el agua.
20170411_095324
Tomar la escalera
20170411_095450
es una simbiosis entre dos especies y una botella
20170411_095537
una cactácea que crece contra un muro, que intenta derribarlo
20170411_095545
una parvada de pericos comiendo los frutos del cuajiote.
20170411_095711
Hay que cruzar la calle que conmemora al primer presidente del Consejo Mundial de Boxeo y uno de los novelistas más prolíficos del país: Luis Spota Saavedra (por ahí se va El Café Bus)
20170411_095749
ver lo que queda de la selva baja
20170411_095922
el nido de termitas sobre la rama de un árbol, después de los cables
20170411_095950
el puente viejo que es tan viejo que proviene de la época industrial
20170411_100005
y el otro lado del río casi seco
20170411_100058
[¿habrá algún camino que no tenga muertos en su memoria?]
20170411_100128
Esta acera es de piedra, a ratos, y de adoquín en otros. Es la menos transitada.
20170411_100322
Está la Escuela de Trabajo Social Vasco de Quiroga donde, otra vez, alguien que no usa nunca el transporte colectivo, diseñó la parada del autobús.
20170411_100344
La escuela fue fundada por Margarita Septién en Nogueras, diez años después de la publicación de El llano en llamas.
20170411_100411
Acá ya no transita nadie.
20170411_100429
Del otro ya no se ven trabajadores (son las 9:15 am), sólo deportistas.
20170411_100451
Acá se derrumban solos los lienzos de piedra
20170411_100536
crecen los guayabos
20170411_100619
se abandonan los potreros y se colman de vegetación primaria, de ardillas y lagartijas
20170411_100805
eventualmente de exuberancia
20170411_100947
de árboles que fueron creciendo a pesar de los adoquines y los van reventando (¿cuánto aguantará el concreto del “Andador turístico” el embate de las raíces de las parotas? ¿Importa? ¿Alguien se lo preguntó cuando hizo el diseño?)
20170411_101323
El sol está tras un vértice del tutelar de menores [el Decreto Ley para los Tribunales de Menores se publicó un año después del nacimiento de Juan N. Pérez R. y se reformuló tres años después de su muerte]
20170411_101345
ilumina las rosamoradas

 

20170411_101533
las pérgolas de muérdago sobre los cables
20170411_101521
iluminará también a los creyentes

 

20170411_101554
y a los bailadores
20170411_101700
a los árboles de una especie
20170411_101712
y de otra
20170411_101757
los huertos
20170411_101832
los vendedores de coco
20170411_101936
las huellas de los cascos herrados,
20170411_102046
proyectará la sombra de los postes
20170411_102110
y de la floración de los agaves.
20170411_102449
La luz, dicen, es la educación [¿cuántas metáforas ópticas hay de la lectura y la alfabetización?], también el adoctrinamiento, la formación de “juventudes“.
20170411_102225
Esta secundaria lleva el nombre de un exgobernador
20170411_102304
nieto de otro exgobernador porque los políticos suelen darse como los mangos: en racimos familiares.
20170411_102342
El mismo que estuvo involucrado en la creación de una de las minas de hierro más grandes del país [¿qué casa se construye hoy día sin hierro, sin acero?, ¿cuándo se empezaron a usar las herraduras de hierro, cuyo origen se pierde en los registros arqueológicos de las hiposandalias?]
20170411_102346
y el hotel más famoso de Manzanillo, ahí donde se filmó la películay que inauguró -cómo no imaginarlo- un magnate minero con necesidad de divorciarse.
20170411_102358
A falta de corroborarlo, el diseño de la escuela parece concordar con el que estaba en boga oficial durante la gobernatura: 1967-1973.
20170411_102428
[Las raíces de la parota guardan el registro de otras bardas].
20170411_102520
Pero la escuela cuenta con una parada de autobuses amplia y bien techada
20170411_102546
que da cuenta del poliamor
20170411_102557
de la obsesión
20170411_102648
del rechazo a la heteronorma
20170411_102745
y su afirmación misógina
20170411_102801
de los animales que existen en nuestro imaginario
20170411_102812
y la globalización de los aderezos.
20170411_103054
Del otro lado de la carretera hay un altar ¿subirán las hormigas sobre las vírgenes lavadas de cal?
20170411_103240
Y de este lado sigue el llano, con pinos plantados y cuidados por alguien hace tiempo, tal vez por los mismos que jugaban futbol en la cancha abandonada
20170411_103308
luego está el Centro de Bachillerato Técnico Agropecuario
20170411_103352
con su parada de autobuses semi-inútil
20170411_103430
con los vestigios de una batalla, probablemente entre el ave y un Felis silvestris catus cuyos ancestros últimos habitaran el Medio Oriente.
20170411_103525
[Se pueden intuir las prioridades de un gobierno cuando se compara la tecnología desplegada para el disfrute de turistas y corredores con la tecnología de punta de nuestros cuerpos de protección indispensables]
20170411_103637
“Educación técnica es progreso”, rezaba el lema del CONALEP,
20170411_103744
allá cuando la propaganda aún se apalancaba en los murales del progreso post-revolucionario
20170411_103813
antes de los “retos” divertidos.
20170411_103828
Pero la imagen de la escuela sigue siendo un cebú, ese pariente hindú del uro que no se extinguió, y que sigue siendo un símbolo de la transformación humana del orbe y del progreso agropecuario.
20170411_103938
¿Cuántos jóvenes de Comala sueñan con ser técnicos agropecuarios? ¿A cuántos habitantes megaurbanos les da risa que alguien sueñe con ser técnico agropecuario?
20170411_103952
La caminata se llena de trinos
20170411_104009
los predios comienzan a parecer bosques
20170411_104221
y se enciende el aspersor y se apuran a beber cabras y borregos.
20170411_104842
Ya no hay acera y los ranchos son más grandes, casi haciendas.

 

20170411_105053
En las áreas removidas y repobladas las plantas eventuales florecen, esas que llamamos hierbas,
20170411_105042
aunque al autor del Código Bushido una de ellas, ésta, le pareciera la más digna para el jardín imperial japonés.
20170411_105116
Florecen sin riego de sensores automáticos
20170411_105126
sólo florecen
20170411_105222
al sol o a la sombra. Por esta senda -en esta corta parte de la ruta- sí podía trotar un cuaco, uno acostumbrado al ruido de los autos,
20170411_110121
uno como éste,
20170411_105439
e iría bajo las jacarandas que acá no florecen en abril porque las floraciones no son asuntos sólo de fechas y latitudes, sino de altura y de agua y de tantas causas entrelazadas.
20170411_105520
Sube el sol [porque eso es lo que vemos, que sube, aunque subscribamos el modelo heliocéntrico con las correcciones de Kepler y todas las posteriores]
20170411_105904
y corren los insectos y los reptiles bajo las hojas. De este lado de la vía huele a fresco, no por donde van los corredores -allá huele a nada, los corredores de clase alta nunca huelen, difícilmente sudan, jamás apestan como cualquier otro animal que somos.
20170411_110158
Y huele a fresco, a planta arropadita, hasta que comienza a oler a productos químicos
20170411_110246
y aparece el desagüe de la lavandería de un hotel

20170411_110307
un hotel que anuncia que, tal vez, sólo admite parejas de diferente sexo [¿se quedarán sin clientes cuando la generación de la secundaria crezca?, ¿o se volverán tolerantes por mor pecuniario?]
20170411_110508
Se producen plantas a modo [¿cuántas especies comercializadas por el vivero “El Guayacán” serán endémicas y cuántas introducidas? En 2010, producía 75mil árboles de dos especies endémicas: tepehuaje y guaje rojo].

20170411_110812
Se talan
20170411_110921
porque así también modificamos nuestro entorno
20170411_111026
Y luego hacemos negocio con la basura, con parte de la basura
20170411_111022
hay que tener cuidado
20170411_111220 (2)
esta caseta de vigilancia estuvo abandonada hasta hace poco, aún le faltan algunos cristales [el hombre en turno a su cuidado tiene miedo, Colima alcanzó el terror de ser el estado más violento de uno de los países más violentos del mundo justo en este año centenario, él me pidió que no la mostrara en la foto]
20170411_111619
hay miedo
20170411_111720
miedo que se quiere exorcizar con muros de bloc
20170411_111906
con tecnología
20170411_111958
con rejas de hierro
20170411_112018
¿para vivir tranquilos en los barrios con casas de cuatro recámaras o para que vivamos todos?
20170411_112217
Al final de la caminata, del regreso, hay una veterinaria que vende pastura para los caballos,  para esos que ya no pueden transitar por esta carretera ni a sus lados sin dañarse las patas o ser embestidos por los autos,
20170411_112257
también venden esa herramienta que fue un prodigio tecnológico en otro tiempo: la silla charra. (Y croquetas Perrón). Son más de las diez de la mañana.

Caminata segunda: desde Nogueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s